Características de una zapatilla

A la hora de comprar una zapatilla para correr nos surgen muchas dudas, ¿qué zapatilla necesito?, ¿qué zapatilla me conviene?, etc.

Para acertar en nuestra elección es necesario saber qué características diferencian unas zapatillas de otras y que necesidades tenemos nosotros tanto estructurales como cinéticas.

En el lado de las zapatillas debemos tener en cuenta que unas serán muy diferentes a otras en cuanto a funcionalidad teniendo en cuenta sus características intrínsecas como el stack, el drop, la amortiguación, los soportes de estabilidad, la flexibilidad y la torsión.

En cuanto al corredor, tendremos que tener en cuenta sus características estructurales (no solo del pie), como estas características se transmiten a la dinámica de carrera, y su técnica en esta.

Hay actualmente un gran debate en cuanto a la utilización de zapatillas amortiguadas tradicionales o de características minimalistas. Pues ni unas son malas, ni las otras buenas. Lo que serán será más o menos adecuadas a cada corredor. Porque, ¿qué es mejor, un Corvette o un Cayanne?.Los dos son grandes coches, pero dependiendo del uso que se le quiera dar y de las características del conductor, uno será más adecuado que el otro. Al final, cada corredor tiene una zapatilla ideal. Lo que a uno le puede ir mal, al otro le puede ir genial y viceversa.

A la hora de elegir nuestras zapatillas es importante olvidarnos de las modas y las tendencias, y centrarnos en nuestras necesidades.

Así pues, el ritmo al que corremos entrenando, el ritmo al que corremos compitiendo, como pisamos en cada una de esas circunstancias, el tipo de terreno por el que corremos, el tipo de ayudas externas que necesitamos dependiendo de nuestra estructura corporal, nuestrascapacidades físicas en cuanto a fuerza, flexibilidad y propiocepción y nuestra experiencia y trayectoria atlética,nos van a indicar si necesitamos una zapatilla u otra.Más flexible o más rígida, más protegida o más libre, más alta o más baja, con más drop o más plana, más amortiguada o más dura y con o sin ayudas a la estabilidad. Porque al final no todo se reduce a más o menos amortiguación, y a más o menos drop, los dos términos en los que parece que se centran todos los debates.

Por todo ello, ten claras tus características y necesidades y ten claro lo que puede ofrecerte cada tipo de zapatilla para no errar en tu elección.

Y si tienes dudas, con el servicio de estudio biomecánico de carrera de Optims, podemos ayudarte a saber cosas importantes para la elección como grados de movilidad de las articulaciones que actúan en la carrera, fuerza y flexibilidad de la musculatura que trabaja en ella, posibles alteraciones estructurales que influyen en tu dinámica de pisada, posición de tu baricentro durante la zancada, tipo de pisada, tiempo de contacto de ella, tiempo de vuelo y frecuencia de zancada a diferentes velocidades de carrera, fuerza de impacto contra la superficie y trabajo muscular en cada fase de la zancada. Con todos estos datos será mucho más sencillo no solo elegir tu tipo de zapatilla ideal sino también aconsejarte patrones de carrera que te ayudarán a mejorar tu rendimiento y a prevenir lesiones que tarde o temprano aparecerán si no variamos posibles patrones lesionales.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>