Los plazos de recuperación

El que más o el que menos, seamos deportistas o no, nos hemos lesionado alguna vez en nuestra vida. Y una vez aparecida la maldita lesión se inicia un proceso que tiene que existir para que dicha lesión se cure. Dependiendo del tejido lesionado, las fases de dicho proceso tendrán una duración u otra, pero tendrán que existir para que el tejido se recupere.

Dichas fases que se tienen que dar en cualquier lesión son en primer lugar la fase de respuesta inflamatoria, en segundo lugar la fase de proliferación fibroblástica, y en tercer y último lugar la fase de maduración y remodelación.

En cuanto a la fase inflamatoria, esta se tiene que dar sí o sí para dar inicio al resto de fases que son las que repararán el tejido. Si anuláramos la fase inflamatoria, no se iniciaría la fase de proliferación celular, por lo que evitaríamos la reparación. Pero que la fase inflamatoria tenga que existir no significa que no se tenga que controlar. El hecho de controlar dicha inflamación recortará en gran medida la duración de todo el proceso de recuperación.

Una vez finalizada la fase aguda inflamatoria se inicia el proceso de proliferación celular para volver a regenerar el tejido que se ha destruido tanto con la lesión como con la respuesta inflamatoria, en la que sigue destruyéndose tejido. En esta fase hay que ayudar y facilitar la proliferación fibroblástica teniendo especial atención en no re-lesionar la zona lesionada.

Y por último, en la fase de maduración y remodelación, hay que conseguir que el nuevo tejido sea trófico y funcional. En este momento hay que colaborar con la reorganización celular destruyendo por un lado el colágeno sobrante y organizando el necesario de manera que nos permita volver a realizar nuestra actividad sin sufrir recaídas.

Repetimos que las tres fases se tienen que dar, pero eso no significa que no podamos y debamos actuar en ellas no solo para acortar los tiempos de recuperación, sino para asegurar que esta recuperación sea óptima. Y no solo es importante actuar sobre la lesión. Es muy importante tener al resto del cuerpo en cuenta y no dejarlo parado y olvidado para que la  vuelta a la actividad searápida y satisfactoria. Incluso dependiendo del tejido lesionado y respetando las tres fases de recuperación muy posiblemente podamos realizar nuestra actividad mientras dura el proceso de curación pero siempre bajo control y con condiciones que tendremos que tener en cuenta. Eso también hará, en el caso de deportistas, que la vuelta a la competición sea más rápida y efectiva.

Esperamos que nunca os lesionéis, pero en el caso que lo hagáis, en el servicio de fisioterapia de Optims estaremos encantados de ayudaros en vuestro proceso de curación.

 

 

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>